Inicio Noticias ¿Un Ford Mustang arruinado, convertido en un fino reloj? REC Watches lo...

¿Un Ford Mustang arruinado, convertido en un fino reloj? REC Watches lo hace posible

289
0
Compartir

Suena como algo increíble, pero lo cierto es REC Watches lleva a cabo lo que para muchos es un sueño hecho realidad: convierte Ford Mustang arruinados es relojes de colección, un regalo ideal para los fans del legendario muscle car norteamericano.

Se trata, como es lógico imaginar, de relojes fabricados a mano, compuestos de partes que alguna vez pertenecieron a Mustang clásicos.

REC Watches, Ford Mustang watches




Los creativos detrás de REC Watches son Christian Mygh y Jonathan Kamstrump, quienes visitan continuamente deshuesaderos o yonkes, de todo el mundo buscando Mustangs que puedan ser transformados en relojes únicos, con precios que parten de los mil 500 dólares.

Uno de los puntos más curiosos de esta historia es que Christian y Jonathan no son nortemericanos, en realidad la sede de su empresa, REC Watches se encuentra en Dinamarca.

REC Watches, Ford Mustang watches

Más allá de los relojes fabricados con piezas de Mustang arruinados y a punto de ser compactados, REC Watches puede crear magníficas piezas donadas por los propietarios de uno de estos muscle cars.

El mejor ejemplo de ello lo encontramos en Vaugh Gittin Jr., quien lleva en su muñeca un reloj con caja de fibra de carbono proveniente del Ford Mustang RTR de 700 caballos con el que compitió en las World Drift Series.

No es un Mustang arruinado, es un reloj nuevecito hecho por REC Watches

Christian Mygh, uno de los fundadores de REC Watches comenta: “La mayoría de gente solo ve un montón de metal, el fantasma de un Mustang. Nosotros vemos algo completamente diferente, el alma de un coche y una historia que necesita ser contada”.

REC Watches, Ford Mustang watches

“No estoy destruyendo Mustangs. Lo estoy regresando a la vida  en forma de reloj Mustang que están más allá de toda reparación”, agregó.

Para garantizar que se sigan contando estas historias, REC Watches rastrea meticulosamente el pasado de cada vehículo, hablando con los anteriores propietarios, recopilando anécdotas e imágenes de anteriores etapas del vehículo e incorporándolas a un vídeo personalizado.

Además, cada reloj incorpora el número de identificación del vehículo, el año de producción y detalles de diseño clásico Mustang.

Una aguja, similar a las que se utilizan en los medidores de combustible se encarga de mostrar el nivel de batería del reloj, en tanto que las manijas, fecha y números están todos influidos por la estética del tablero del Ford Mustang.

En un viaje a Suecia, los fundadores de REC Watches encontraron un modelo muy poco habitual, un Ford Mustang color Raven Black de 1966 que se ha convertido en base para su colección P51-04, limitada a 250 unidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here